miércoles, 1 de abril de 2009

Malvinas


Islas Malvinas 7/06/1982

Queridos papá, mamá, Juani y Juanjo:

Perdonen que hace 8 días que no les mandaba nada, pero aquí nos dijeron que no sale ni entra nada. Yo igual voy a intentar mandar una. Sí, me llegó telegrama del 24 de ustedes y de Cristina y también me llegó ayer uno del 29 pero no se entiende nada, no está firmado pero pienso es de ustedes. La última carta de ustedes de Mar del Plata es del 11/04 y después nada más. Mi última carta es la que les mandé desde el hospital el 29/04 o el 30/04.

Me imagino lo preocupados que ustedes estarán por las últimas noticias. Es cierto que los ingleses están muy cerca, pero a mi puesto de combate les juro no me ha venido ninguno a “visitar” y espero no lo hagan.

Hay que seguir rezando y pidiendo a la Virgen para que esto se arregle en “paz” y se acabe ya. Cada vez tenemos más ganas de volver cada uno a su casa sea como sea, ganando o perdiendo, pero volver y pronto. Al final se nos quedó en el tintero el viaje, pobre papá, tanto juntar y organizar y yo le tiré abajo todo, aunque deslindo responsabilidades en el loco de nuestro presidente y su desvelo de grandeza.

Acá todos, pero todos, lo agarraríamos del fundillo de los pantalones y lo pondríamos como nosotros 55 días; en estos pozos. Y yo con él a todos esos patriotas de ciudad que por lo que ustedes dicen allá está minado. Acabé el discurso. Ja. Ja.

Espero yo llegar de esto, antes que la carta, así no los preocupo más con esto, pero es hora que sepan lo que pensamos nosotros de Malvinas.

Bueno nada más, besos y abrazos para los cuatro, siempre, siempre los tengo en mis pensamientos.

Los quiero mucho.

Chau, José Luis


Esta carta fue escrita por José Luis del Hierro, tenía 19 años. Murió en la madrugada del 14 de junio de 1982, cuando las tropas se replegaban hacia Puerto Argentino, bajo un cielo iluminado por el fuego de las bombas.
Mi homenaje a los héroes de Malvinas, a los caídos y a los veteranos.

Fuente: diario Perfil. Foto: Monumento a los Caídos de Malvinas en plaza San Martín, Bs. As.

12 comentarios:

  1. ¿Cuantas barbaridades más tendrán que ocurrir mientras estamos en manos de las decisiones de algunos políticos locos, de ambición de poder y sin afecto alguno hacia los ciudadanos?

    ResponderEliminar
  2. El gran culpable fue Galtieri que llevo a una guerra absurda y sabiendo que era una guerra perdida antes de empezarla a miles de soldados que no estaban preparados para enfrentase a nuestra nación,no se puede comparar la preparacion que tenia un ejercito y el que tenia otro sin contar la diferencia armamentisitca que habia entre los dos paises, y os puedo asegurar que en nuestras filas hubo muchos que no estaban deacuerdo con todo lo que sucedio en aquella guerra.
    Fue una guerra absurda que jamas debio producirse, (Argentina no se merecia tener a esos militares al frente del pais)

    Totalmente de acuerdo en ese homenaje para todos los que sufrieron fuera cual fuera la bandera que representaban.

    James

    ResponderEliminar
  3. Luciana, cualquier guerra es horrorosa. Cuando hay una guerra nadie gana, todos pierden. La carta me ha producido muchísima pena, y pensar que el chico tenía toda la vida por delante. Uff me quedo sin palabras. Besitos

    ResponderEliminar
  4. Marian, lamentablemente, solemos estar en manos de personas inescrupulosas y llenas de ambición, que sumergen a sus pueblos en desgracia y dolor.
    James, cualquier guerra es absurda y no conduce a nada, sólo traen dolor para los dos bandos. Galtieri fue un personaje nefasto para nuestra historia, que quiso demorar su salida llevándonos a una guerra desigual. El método y los motivos fueron los equivocados, yo creo que debemos luchar por Malvinas de manera pacífica.
    Atenea, la carta es dolorosa, pero le pone rostro a la guerra.

    ResponderEliminar
  5. VIENTO DE ABRIL

    Un soldado argentino,
    sólo conocido por Dios,
    renunciando a la eternidad
    desplegó sus alas y el cielo
    le escuchó cantar su canción:

    Yo quiero ser viento de Abril,
    avivando el fuego
    que sostiene el candil.

    Yo quiero ser viento de Abril,
    tremolar del paño
    por su gloria sin fin.

    Yo quiero ser viento de Abril,
    ir en el aliento
    de quien reza por mí.

    Yo quiero ser viento de Abril,
    voz de los que cantan,
    rugido del fusil.

    (Honor a los combatientes y Gloria a los caídos)

    Ariel Corbat, La Pluma de la Derecha
    http://www.plumaderecha.blogspot.com
    Estado Libre Asociado de Vicente López

    ResponderEliminar
  6. mi homenaje tambien a esos inmensos "pequeños heroes".sin renunciar a nuestro derecho legítimo e inrrenunciable a las islas malvinas, esa guerra fué un disparate.
    abrazos

    ResponderEliminar
  7. TEMA DOLOROSO SI LOS HAY ,LUCIANA.LAS GUERRAS DEJAN HERIDAS PARA TODA LA VIDA...........
    NO HAY QUE OLVIDAR LO QUE PASO ,NI COMO LLEGAMOS ALLI
    TENES MIMO EN MI BLOG......
    FIONA

    ResponderEliminar
  8. Luciana, qué ganas de llorar, qué pesadumbre, cuánto lamento estas cosas...
    Y lo más triste es que situaciones como estas no dejaran de pasar nunca por culpa de unos cuantos descerebrados que suben al poder.
    Mi homenaje a ellos y mi imposición a la guerra.
    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  9. que horrible es que estas cosas pasen, no existe motivo (o no debería existir) en el mundo para que se inicie una guerra en donde mueren miles de millones de personas e incluso se exterminan generaciones enteras además de las horribles consecuencias que esto trae.
    Muy emotiva la carta y te deja con un gusto amargo al pensar en todos los jovenes que padecieron lo mismo.
    Me gusta mucho tu blog, lindas notas, recien termino de leer la de los vampiros, muy buena.
    Espero que pases algún día por mi blog.
    Saludos

    ResponderEliminar
  10. Ariel Corbat, lindas palabras para homenajear.
    Grachula, el reclamo es legítimo, se debe seguir. Pero nunca más recurrir a la muerte.
    Fiona, dejar heridas y no hay que olvidarlas. Gracias por el mimo.
    Patri, la guerra siempre es inútil. La pérdida de tantas vidas es algo que no se olvida.
    almacks, la carta refleja los pensamientos de un joven en particular, pero a la vez de tantos otros. Ya pasé por tu blog, muy bonito, me gusta Norte y Sur.

    ResponderEliminar
  11. Desde lejos no duele como en carne viva, pero sí que se comparte un dolor solidario por una tragedia tan absurda.
    No creo que todas las guerras hayan sido absurdas; la libertad y el camino hacia la igualdad ha costado mucha sangre y guerra de nuestros antepasados. Pero ésta de las Malvinas, como otras recientes, sí lo fue.
    Mis respetos a todos los muertos y sus familias.

    ResponderEliminar
  12. Fernando, para mi la guerra nunca es el camino adecuado, aunque como decís, existen algunas más "justificadas".

    ResponderEliminar