lunes, 30 de septiembre de 2013

84, Charing Cross Road

Como una apasionada de comprar, acumular y disfrutar de los libros y las librerías, una novela que toque el tema de la pasión por leer y escribir, es una tentación.
Hacía mucho tiempo que quería leer el libro de Helene Hanff,  una novela epistolar entre ella y su librero en épocas duras para los británicos que intentaban volver a la normalidad después de la segunda guerra.
Esta escritora que sobrevive en New York y que, debido a sus excentricidades literarias, suele solicitar a una pequeña librería londinense sus extraños pedidos de autores que ya no son publicados o pocos conocidos.
Comenzando con unas cartas estrictamente de carácter comercial, a medida que se avanza, las cartas van mutando de a poco, hasta convertirse en cartas entre comerciales y amistosas, donde la distancia no impide que se presten ayuda y se creen lazos de amistad.
Es un libro que habla sobre libros, pero también sobre relaciones entre los seres humanos.

Dos cosas me han pasado con esta lectura a la hora de analizarla. La primera fue que di con ella gracias a cumplir mi sueño de conocer una librería en particular, un sueño que la escritora no pudo cumplir, ya que cuando al fin pudo viajar a Londres, la librería ya había cerrado y su viejo amigo ya estaba fallecido.
Cuando pude viajar a Buenos Aires el año pasado, quise conocer la librería Grand Splendid, allí encontré varios libros que me traje para Santa Fe, más los maravillosos recuerdos de ese lugar tan hermoso. Entre ese grupo, vino conmigo 84, Charing Cross Road, que al ser un libro de pocas páginas, casi me lo termino mientras disfrutaba del café/escenario que se encuentra en este ex teatro.
Lo segundo que me hizo pensar es que, a pesar de las distancias, se pueden conocer personas con gustos similares a los nuestros y, a través de blogs, mails, facebook, o el medio escogido en la actualidad (que a veces incluye cartas), se pueden realizar amistades y sentir esos lazos de amistad existen aunque tal vez nunca lleguemos a conocernos en persona.
Post Data: sumo un lugar más que me gustaría visitar sin algún día tengo la fortuna de viajar a Londres.

35 comentarios:

  1. Ahhhhhhhhhhhhhhhhh
    mori de amor con este libro
    a pesar del tiempo en que se escribió uno se identifica!!!!!!!!!!!!!!!!!!
    no te lo dije antes ,hermosa cabecera de Blog

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un libro muy lindo, sabés que no he visto la película?
      Y mi cabecera está muy primaveral ;)
      Besos

      Eliminar
  2. Lo he leído hace unos meses y me ha gustado, sí que te hace pensar y al tratar sobre libros, es interesante, aunque yo no conocía la mayoría de los que cita
    besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tatty, hay varios autores y libros de los que habla que realmente para mi son desconocidos, pero justamente por ello se establece esa amistad, por los raros gustos que tenía la escritora.
      Besos

      Eliminar
  3. Es una novela maravillosa que recomiendo a todo el mundo. Da penita cuando pasas por allí y ahora hay una tienda de comida, un restaurante. Aunque han mantenido una placa explicativa recordando la antígua librería y el libro de Helene Hanff.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Guacimara, me has derrumbado una ilusión :(
      Un restaurante alli???? Una verdadera pena que no aprovechen la fama del lugar para abrir otra librería.
      Besos

      Eliminar
    2. Es lo mismo que pensé yo... pero se ve que da más dinero un restaurante italiano... Míralo desde otra perspectiva, es mejor saber que ya no está antes de llevarte el chasco allí mismo...
      http://www.londonremembers.com/memorials/booksellers-marks-co

      Eliminar
  4. Una joyita de libro, ¡Cómo disfruté leyéndolo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tracy, una joya que se lee en un abrir y cerrar de ojos!

      Eliminar
  5. Suena interesante y mas aún viendo cómo todos los que lo comentan lo disfrutaron tanto!! Creo que todos los lectores tenemos nuestras librerías favoritas que son nuestros "templos".
    Yo estudié en Buenos Aires en la década del 90, y me encantaba ir al cine en el Grand Splendid... cuando hicieron esa librería me indigné, pero cuando entré por primera vez los perdoné de inmediato, jaja!!!
    Igualmente no me canso de recomendarte la librería que queda justo a la vuelta: Guadalquivir (Callao casi M.T. de Alvear). Allí siempre tienen libros importados de España inconseguibles en cadenas mucho mas comerciales como el Ateneo. Otra desventaja de El Ateneo es su deficiente atención por parte de gente que no sabe mucho de libros: Si le pedís algo de Dickens probablemente le tengas que deletrear el nombre porque no lo conocen! En cambio en Guadalquivir los libreros son in-cre-i-bles...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Valeria, sin duda que los empleados de El Ateneo son insoportablemente necios! Pero la mayoría de las librerías "comerciales" tiene estos empleados que jamás han leído un libro que no sea el de moda.
      Imagino ese cine teatro en funcionamiento y debe haber sido "espléndido" pero antes que esté cerrado o derrumbado, es una hermosura poder disfrutarlo así.
      Besos

      Eliminar
  6. Este libro es una belleza, una joya, y lo devoré en horas; cuando Andrea lo recomendó, supuso que me iba a gustar, pero no pensé que tanto. Es verdad que nos toca de forma especial, no solo por lo mucho que nos gustan los libros, sino por todas estas relaciones tan especiales que nos muestra. Espero que algún día pueda visitar también ese lugar.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aglaia, es un libro tan ameno y fácil de leer que lo devorás en un ratito!
      Armemos un viaje colectivo para conocer el lugar ;)
      Besos

      Eliminar
  7. HOLA, COMO STAS... INTERESANTE TU BLOG, ME ENCANTO..¡ TE FELICITO.
    AHORA TE SIGO, TE INVITO A QUE ME VISITES Y VEAS LO QUE YO HAGO, SERAS BIENVENIDA SIEMPRE..
    BESOS, ABRAZOS Y BENDICIONES.
    ZHOBEYDA.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Zhobeyda, muchas gracias por pasar y dejarme un comentario, prometo pasar por tu rincón.
      Besos

      Eliminar
  8. Me gustó mucho a la vez que me dio tristeza por tratarse de una historia real. También vi la película con Anthony Hopkins que retrata a la perfección la historia que nos cuenta la autora.
    Me alegra saber que no sólo a mí me sonaban muy poco los libros y autores que ella buscaba... jajajajaja!
    El juego de Orgullo y prejuicio de mi blog consiste en decir si ciertas escenas de la peli las relata realmente Austen en el libro.
    Besotes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Patricia, tengo pendiente esa película! Sin dudas tengo que verla, estoy esperando que la pasen en algún canal.
      Claro que no sos la única que no conocía ciertos libros, al menos somos tres :P
      Besos

      Eliminar
  9. A mi también me gustó mucho. Me siento identificada en la parte esa de compartir gustos por las redes hoy día :-) Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Meg, es que la red ha suplanto muchas cosas, pero no ha dado otras que no se desprecian.
      Besos

      Eliminar
  10. Increíble que yo haya vivido toda mi vida en Buenos Aires y todavía no visité el Grand Splendid! por lo voy a hacer, de eso no me cabe duda! ajjaaj
    Me encantó tu post, estuve muy desaparecida del blog últimamente, pero siento igual que vos, que a veces se hacen amigos a la distancia y que nunca conocemos en persona, pero no por eso dejan de ser amigos. El internet es nuestra nueva forma de hacer "amigos por correspondencia", es de donde se puede buscar inspiración para una novela epistolar del siglo XXI... y ya las hay :D

    Por si te interesa, subí los videos que faltaban en mi último post y te respondí.
    Muchas gracias por estar siempre presente, no importa lo que sea que yo escriba, no importa cuanto tarde en responderte o en volver a postear, vos siempre estás ahí, siempre la primera y en muchas ocasiones la única que me escribe. Y es por eso que para mi siempre serás mi primer amiga bloggera y a la distancia :)

    besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sofía Bo, tenés que ir, tomate el tiempo para quedarte un buen rato, tomarte un café, disfrutar de los libros, el ambiente y la música.
      Muchas gracias por el privilegio de ser tu amiga por correspondencia del siglo XXI!
      Besos

      Eliminar
  11. La leí hace poco y, aunque no he escrito todavía la reseña, estoy totalmente de acuerdo contigo, incluso en que te entran ganas de visitar alguna de esas librerías a las que hemos cogido un cariño especial y donde nunca hemos estado físicamente.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Kayena, no he conocido, al menos por ahora, que sea lectora y no le haya gustado este libro. Espero tu comentario!
      Besos

      Eliminar
  12. Traes un libro precioso, la verdad. Además es una historia real, y no abusa del romance... es precioso
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. mientrasleo, es en verdad una joyita, me encantó y no abusa del romance, más bien es un amor platónico y una amistad a distancia.
      Besos

      Eliminar
  13. Es uno de mis libros de cabecera...lo descubrí en los años noventa y desde entonces me acompaña en varias versiones. Lo he leído en inglés y en castellano...es maravilloso, y siempre que voy a Londres visito el árbol que les vió pasar...a ella y a Frank Doel, y me permito un rato deambulando por lo que sería hace años, la librería. La película es preciosa, no sé si la has visto. Fue el regalo de Mel Brooks a Anne Bancroft, su mujer, por su aniversario.
    Una preciosa entrada,...espero que vayas pronto a Londres...te gustará mucho!!
    Un abrazo grande!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. María, yo también me deseo ir a Londres! Y sé que me va a gustar! El pequeño problema es el dinero, pero si consigo ganarme la lotería, será mi primer opción de viaje.
      No pude ver aún la película, pero estoy tratando de encontrarla.
      Besos

      Eliminar
  14. Hola, Luciana!!! Perdón por estar tan perdida... la verdad es que tengo bastante abandonado al mundo bloggero aunque estoy tratando de retornar poco a poco.
    Cómo siempre impecable tus reseñas y más cosas para agregar a mi lista tanto para leer como para ver. Alguna vez llegaremos a conocernos??? Pero si no se da concuerdo con vos en que las amistades pueden realizarse aún a la distancia.
    Un beso enorme...
    Noe
    P.d.: Gracias por tu comentario en mi blog, y sí, tenés razón como si uno cambiara tanto para que nos comparen con nuestros yo pasados jajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Noelia A, vaya a saber si el destino tiene preparado un encuentro en persona. A veces se da, he podido conocer alguna de estas "amigas virtuales" en persona y es una gran experiencia, como si te conocieras de toda la vida.
      En cuanto a mi comentario en tu blog, a veces mientras me dicen algo mi mente piensa "Y antes, ¿qué era, un elefante?"
      Besos

      Eliminar
  15. Hola Luciana, esta novela la han recomendado muchas, lamentablemente no está para conseguir fácilmente. La trama se nota que es de las nuestras, de ésas que obvio nos van a gustar a todas :)
    Y lo que dices es cierto, tenemos amigas de todas partes del mundo, y nunca hemos escuchado sus voces, y quizá jamás lo hagamos...aunque Argentina está tan cerca de Perú, que algun día puede ser :)
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pilar, es un libro muy cortito, de género epistolar, tal vez lo podés leer en tu ordenador sino lo conseguís en papel. Y Perú no está lejos, es más casi que voy este año...
      Abrazos!

      Eliminar
  16. Como ya sabes yo también la acabo de reseñar. Una verdadera delicia de libro. Si tienes ocasión de ir a Londres desgraciadamente solo te encontrarás con la chapa en el lugar en donde en su día estuvo la librería. Una lástima que estas librerías de viejo vayan desapareciendo, ¿verdad?
    Una abrazo,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Carmen, me deprime que cualquier librería tenga que cerrar, pero estas que, además de libros tienen una historia tan bonita, dan más pena.
      Besos

      Eliminar
  17. ¡Ayyy pero que libro tan lindo! debo decir que a mí me enamoró y me dió una enorme pena enterarme de que ya no había librería que visitar en Londres (pero como alguien comenta, es mejor saberlo antes de llevarse el chasco en persona).
    Cuando fui a Buenos Aires hace dos años (casi tres) una de mis misiones era ir a la librería el Ateneo Grand Splendid...¡ahhhhh que tarde tan maravillosa pasé ahí! ¡y lo que tuvimos que caminar para llegar!!!! ¡que cosa tan más bella! no recuerdo el nombre de la calle donde está, pero es el paraíso para cualquier lector ¡cuantas librerías! claro, ninguna tan bonita como la Grand Splendid. Tomo nota de la que recomienda Valeria por si vuelvo algún día.
    Un beso,
    Ale.

    ResponderEliminar
  18. Leí la novela, la encontré como oferta en el Parque Rivadavia, pero no terminó de convencerme, una cuestión de gustos, nada más. Coincido, hay lugares que sería maravilloso conocer.
    Un abrazo.
    HD

    ResponderEliminar