martes, 28 de mayo de 2013

La esclavitud según Hollywood

No puedo creer que esté llegando el fin de mayo y no me haya hecho el tiempo de hacer una miserable entrada en el blog.
Así que hoy, me auto-obligo a sentarme un rato frente al ordenador a decidir qué contar de tantas cosas que he leído y visto.
Finalmente me decido por algo de cine que vi hace como tres meses. Tres meses! En fin, más vale tarde que nunca.

La esclavitud en América fue diferente en cada país del continente. En mi país, la mayoría eran personal de servicio y los "exterminaron" en su mayoría mandándolos a las distintas guerras siempre encabezando las batallas.

En Estados Unidos fueron el principal recurso de enriquecimiento de los terratenientes sureños, quienes tenían mano de obra gratuita y sin derechos para sus plantaciones.

Este año vi dos películas sobre el tema, con dos visiones muy diferentes, dirigidas por directores totalmente distintos.

La primera fue Django Unchained (Django desencadenado), de Quentin Tarantino, director que no es santo de mi devoción por su tendencia a la violencia demasiado gráfica.
La historia es un homenaje (como los que le gusta realizar al cineasta) a los filmes estilo "spaghetti western". Un cazarrecompenzas de origen alemán, el genial Christoph Waltz, busca capturar a tres hermanos. Para esto, le promete al esclavo Django (Jamie Foxx), darle la libertad si lo ayuda a atraparlos.

Este trabajo es sumamente poco habitual, ver un hombre de color a la par de un blanco causa alboroto por donde pasa. La sociedad entre ellos se convierte en amistad y el "dentista" de ideas igualitarias, King Schultz se roba casi todas las escenas.

Como en todo film con un héroe, también tiene que existir la damisela en apuros, en este caso, la esposa que aún se encuentra esclava Broomhilda (Kelly Washington). Ambos planean recuperarla de su dueño actual, un joven heredero repulsivo a cargo de Leonardo DiCaprio. 
Por supuesto, los planes no salen como esperaban, todo se complica y, como bien se espera de Tarantino, el público termina salpicado de tripas, sangre y sesos.

Es entretenida, exagerada, grotesca. Waltz está sencillamente impecable y tiene su Oscar bien ganado.
Tiene momentos muy graciosos (como la escena del Ku Klux Klan), y pequeños momentos bizarros, como volver a ver a Don Johnson o que aparezca Franco Nero, un icono en este estilo de películas y que se hizo famoso por su papel de Django.
Mi única y mayor queja, la exagerada duración de la película.

Poco después, se estrenó la esperada Lincoln dirigida por Steven Spielberg. Entrando en el género biopic, se concentra en la presidencia del famoso presidente norteamericano durante la última parte de la Guerra Civil, en especial, cuando decide presentar la enmienda que prohibe la esclavitud.

Me pasó dos cosas con esta película. Una, me di cuenta que una historia cuando está bien contada y actuada, puede atraparte aunque no sea un tema de tu conocimiento. La segunda, que desde ahora en adelante, el rostro que vendrá a mi mente cuando piense en este presidente norteamericano se me confundirá con el de Daniel Day Lewis.

Como desconozco en detalle la historia de los Estados Unidos, no puedo opinar sobre lo verídico de los hechos que se presentan. Lo cierto es que la carrera contra reloj para lograr los votos necesarios para aprobar esa ley, antes que la guerra termine y el sur tenga opción de oponerse, convierte la película en un thriller político altamente entretenido que nos muestra que la política es sucia desde hace tanto que da vergüenza.

El elenco es impecable, que Danielito es un excelente actor es indiscutible. Que Sally Field (que interpreta a su esposa), es muy buena actriz, nadie lo duda. Tommy Lee Jones,  como uno de los congresistas, logra grandes momentos emotivos y también David Strathairn, como la mano derecha del presidente. Pero también hay otros grandes actores en pequeños papeles que terminan redondeando una excelente película sobre los trapos sucios de la política, aún bajo la tutela de una de las figuras emblemáticas de los parientes del norte.

Comentario aparte para los personajes de James Spader, que es uno de los enviados a "conseguir" los votos necesarios y para el de Lee Pace, que a pesar que me encanta, hace un rol repulsivo por lo que respresenta su ideología.

hr-line

36 comentarios:

  1. He visto la primera y me falta la segunda. Ya veremos.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me gustaron las dos, pero me quedo con Lincoln.
      Besos

      Eliminar
  2. Hola Luciana.
    No he visto ninguna de las dos películas, pero me gustaría verlas, especialmente "Lincoln" (lo confieso. ¡Adoro a Daniel Day Lewis!). Además, transcurren en una época que a mí me interesa bastante (las décadas de 1850-1860).
    Me imagino que habrás leído alguna que otra novela romántica que transcurra en el Estados Unidos de ese periodo.
    Yo he leído varias y me gustaría hacer algún día una entrada para hablar de ellas. ¡Porque tienen una tela que tiran para atrás!
    Un fuerte abrazo, Luciana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No recuerdo haber leído mucho de ese período, excepto claro, Mujercitas.
      Daniel es un actorazo, pero en El último de los mohicanos está para comérselo con dulce de leche.
      Besos

      Eliminar
  3. He visto las dos, me quedo con Jango sin duda. La esclavitud me parece un horror que no hay que olvidar, me sorprendió mucho Lincoln en ese aspecto
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Django es muy sangrienta, me gustó más Lincoln por cómo trata lo que no solemos ver de las negociaciones detrás de la politica.
      Besos

      Eliminar
  4. No vi ninguna de las dos.Las veré en la TV como siempre y como siempre me encanta tus comentarios que son muy esclarecedores. El asunto esclavos del norte, en mi último libro que pienso saldrá en noviembre próximo, trato algo de ello. En especial de los barcos que salían de Liverpool para Africa y llevar los esclavos para trabajar las plantaciones...
    Un gran abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eliane, me encanta saber que tenés otro proyecto en marcha. Felicitaciones!

      Eliminar
  5. La primera no creo que la vea pero la segunda ya está en mi punto de mira. He leído algo sobre la excesiva longitud de la película sobre Lincoln, pero tú no lo comentas. Parece que te ha resultado muy entretenida...
    Besos,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Carmen, ambas películas son largas, pero en el caso de Lincoln no lo noté.
      Besos

      Eliminar
  6. He visto ambas y estoy muy de acuerdo con tus impresiones.

    Tarantino es una apuesta peligrosa, disfruté con Django pese a la brutalidad que muestra, pero es que Waltz hizo un papel de primera y me encantó ver a Leonardo en un rol tan diferente a los que nos tiene acostumbrados. Creo que es de sus mejores trabajos en mucho tiempo. Lincoln es muy, muy buena, y con decirte que no me disgustó que Hugh perdiera el Oscar frente a Daniel Day Lewis ya lo digo todo...

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Waltz se roba la película, es un actorazo que debemos su descubrimiento a Tarantino. Este año la tenía muy complicada Hugh, en otro año tal vez hubiese sido para él, pero Daniel está perfecto.
      Besos

      Eliminar
  7. aun no e tenido tiempo de ver las dos peliculas, pero la critica a sido muy buena.. y quisiera verlas pronto..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. girsrules, espero que las puedas ver y las disfrutes.
      Besos

      Eliminar
  8. Dos peazos de película! Esto son pesos pesados! Tanto por su producción, dirección como por sus actores. La pena es que aún no he visto ninguna de las dos. A ver si este verano puedo verlas...
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Guacimara no podés dejar de verlas, además aparece Lee en un papel poco soportable!
      Besos

      Eliminar
  9. Hola Luciana! Si he visto los Miserables y me gustó bastante(aunque debo reconocer que me dormí un ratito porque tenía mucho sueño y estaba en mala posición) y definitivamente grandes actuaciones, pero sobre todo que aprendes bastante de historia y de leyes y como funcionaba (funcionan) el gobierno.
    Dyango todavía no la he visto, espero hacerlo pronto porque me parece que va a estar buena.
    Besos!! :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pilar, te recomiendo impermeable para los salpicones de sangre en el caso de Django jajaja.
      Besos

      Eliminar
  10. Buenas, enhorabuena por el blog, me gustaría intercambiar enlaces contigo y que nos sigamos mutuamente.
    Un enorme saludo desde http://orgullobenfiquista.blogspot.com/
    http://bufandasybanderasamps.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  11. comparto tu opinión de Tarantino y por ese exceso de víseras y sangre de sus películas es que no he visto la de Django...ni se me antoja, con todo y lo que me cuentas de ella (y que la hace apetecible). Si el director es Tarantino, ni sus posters volteo a ver...ya te digo.
    Un beso,
    Ale.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ale, suelo tener el mismo problema con este director, no soy amante de sus películas, pero me llevaron y, pese al exceso de vísceras y duración, tiene excelentes actuaciones.
      Besos

      Eliminar
  12. No me inclino a ver ninguna de las dos pelis, aunque quizás un día esté aburrida y mire la de Lincoln... la otra no. Reconozco que para muchos Tarantino es un genio y probablemente lo sea, pero vi algunas de sus películas y mi estómago no las aguanta demasiado bien ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sofía, Tarantino jamás estará entre mis directores predilectos, salvo que me haga una película con Matthew Macfadyen en el 90% del tiempo desnudo.
      Besos

      Eliminar
  13. Hola Lucy, qué bueno leerte!sabés que me gustan tus reseñas, y éstas no las ví todavía, aunque había que verlas antes de los Oscars. A mí me gusta Tarantino por su desenfado y la mezcla de géneros que hace en todos sus filmes, aunque no imagino su estilo en un western, pero Dyango me llamó la atención desde que vi las promociones. Jamie Foxx me parece un muy buen actor, Waltz no me conquistó todavía así que no opino, pero por lo que contás creo que la voy a alquilar.
    Lincoln también parece excelente, aunque Daniel me resulta algo excesivo.
    Un beso!
    Jazmín.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jazmín, Lincoln me pareció mucho más entretenida que Django, debe ser porque el spaguetti no es mi estilo y la sangre chorreando por todos lados tampoco.
      Pero Waltz está espectacular. Te lo aseguro.
      Besos

      Eliminar
  14. No he visto esta película, es la clásica que siempre dejo para verla en DVD y luego no le llega el momento. Pero espero hacerlo, por las muchas reseñas que he leído sobre ella.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Kayena, espero que puedas verlas en DVD o TV.
      Besos

      Eliminar
  15. Tenia ganas de venir por aquí, con taza de té humeante, con buen cine,...No he visto ninguna de las dos películas que nombras...y la verdad, es que no me apetecen. La de Django un poco más que la de Lincoln. Aunque estoy convencida que de ellas sacaría algo más que buenas interpretaciones.
    Me ha gustado mucho como enlazas el momento que atravesaba tu país por aquél entonces. Pienso que son luchas distintas...
    Un beso grande!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. María, la realidad de la esclavitud fue distinta en cada país, acá eran utilizados por las familias "patricias" como personal de casa en su gran mayoría. Pero lo cierto es que a la mayoría los mandaron como "carne de cañón" en las guerras de Independencia.
      Particularmente me gustó más Lincoln, donde muestra el detrás de la política, las negociaciones y trapos sucios que existieron siempre.
      Besos

      Eliminar
  16. La primera me chifló... me rechifló diría más bien, ah, pero ya sabes que yo por Tarantino... m a t o! jaja... y la segunda... es uno de mis actores favoritos desde que hizo el último mohicano, me encanta!! Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. MariCari, todavía sueño con el Daniel mohicano que estaba para partirlo en ocho como a una pizza de lo rico que era.
      Ufff, calor.
      Besos

      Eliminar