sábado, 8 de diciembre de 2012

Desafío Jane Austen: Orgullo y Prejuicio

Cuando a Carmen se le ocurrió realizar el desafío de invitarnos al Club de Jane Austen para escribir una reseña sobre el libro que escogiéramos de la autora, no lo dudé, tenía que ser Orgullo y Prejuicio.
El problema se me presentó a la hora de sentarme a escribir y pensar ¿qué decir de un libro que se ha dicho tanto?
Fue entonces cuando me vino a la cabeza un artículo que leí escrito por Ítalo Calvino, "¿Por qué leer los clásicos?". En él, el autor identifica ciertas pautas que caracterizan a un libro que puede entrar en la categoría de clásico.


"Los clásicos son esos libros de los cuales se suele oír decir: «Estoy releyendo…» y nunca «Estoy leyendo …"
Recuerdo la primera vez que leí Orgullo y Prejuicio, pero no puedo contar cuántas veces lo volví a leer.


Sus personajes son conocidos por casi todos. La Srta. Elizabeth Bennett, segunda hermana de una familia de cinco mujeres que pertenecen a una familia de la burguesía rural inglesa, pero que quedarán desprotegidas al morir su padre por la imposibilidad de heredar. Ante esta realidad, su madre y sus famosos "nervios", no tienen otra misión en la vida que querer casarlas lo mejor posible.

En medio de los continuos planes casamenteros de la Sra. Bennett, un nuevo inquilino llega a la zona, Mr Bingley, junto a su familia y su mejor amigo, Mr Darcy. Toda una revolución se proyectará en torno al agradable y modesto Charles Bingley que cae enamorado rápidamente de la hermana mayor, Jane Bennett.

Mr Darcy, silencioso, un tanto huraño y hasta rozando la mala educación, no cae bien a nadie, incluso a  quien lo lee por primera vez. Elizabeth, vivaz, inteligente, de comentarios agudos y gran ironía, sentirá lo mismo.

Es ahí donde reside la genialidad de Jane Austen, en mostrarnos a un Darcy para nada agradable, para luego, paulatinamente, a través del libro, dejarnos entrever que las apariencias engañan y que los prejuicios y el orgullo, pueden impedirnos ver con claridad lo que está frente nuestro.


"Se llama clásicos a los libros que constituyen una riqueza para quien los ha leído y amado, pero que constituyen una riqueza no menor para quien se reserva la suerte de leerlos por primera vez en las mejores condiciones para saborearlos."
Cada vez que se lee, se disfruta como la primera vez, pero no puedo dejar de sentir un poco de envidia para aquellos que lo leerán por primera vez y sentirán todo como nuevo.

Con excelentes diálogos, combina momentos de drama con otros divertidos y llenos de su irónica pluma. Tal como le pasa a Elizabeth, vamos cambiando de opinión sobre Mr Darcy, hasta que terminamos perdidamente enamoradas de este hombre que cambia y deja de lado muchas cosas por amor.


"Un clásico es un libro que nunca termina de decir lo que tiene que decir."

Una vez que nos enamoramos de Mr Darcy, es para siempre. Así que, en el fondo, toda mujer que leyó este libro, buscará su Darcy, con sus defectos y virtudes, para darse cuenta que, como reconoció la misma autora, si querés uno tendrás que inventarlo.


"Los clásicos son libros que cuanto más cree uno conocerlos de oídas, tanto más nuevos, inesperados, inéditos resultan al leerlos de verdad."
Así que hayamos leído o no esta novela, la invitación a tomarla y leerla está hecha siempre. Porque la familia Bennett, Longbourn, Pemberley, Mr Darcy y Elizabeth, Mr Bingley y Jane, Lady Catherine y Mr Collins, nos esperan para ser descubiertos o redescubiertos.

"Tu clásico es aquel que no puede serte indiferente y que te sirve para definirte a ti mismo en relación y quizás en contraste con él."
Mi clásico es este, es mi libro favorito, aquel que me llevaría  a una isla desierta, aquel me transporta, que me hace sentir identificada y que me hace desear vivir en otra era.

41 comentarios:

  1. Es cierto, después de leer Orgullo y prejuicio, y conocer a Darcy buscamos a alguien así (al menos yo:). Jane Austen sabía lo que la enamoraba a ella como mujer y a la mayoría de mujeres (con sentido común), lo malo es que ella no llegó a conocer a su propio Darcy...Querrá eso decir que no existen hombres como Darcy? Quizás, pero si no es así, siempre nos queda como consuelo vivirlo e imaginarlo de mano de esta magnífica novela.
    Besitos ^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. MAV, creo que alguien como Darcy no existe en la realidad, por eso soñamos con él y nos gusta tanto volver a leer el libro.
      Besos.

      Eliminar
  2. ¿Dónde está el Darcy de mi vida? Ejem, tenía que sacar eso de mi sistema, ya me enfoco.

    Bueno, me parece una idea brillante para hacer esta reseña, Luciana. ¿Sabes? Orgullo y Prejuicio es mi libro favorito de Jane, y está entre mis favoritos de toda la vida, y no sabría cómo hablar exactamente de él. Es decir, puedo declamar mi amor por la obra, pero no sabría hacer una reseña apropiada. Tú, en cambio, has sabido perfectamente a qué genio citar y en base a sus preguntas, contarnos acerca de la historia y la pasión que despierta en ti.

    Me ha encantado la entrada, creo que se nota, te felicito.

    Besos.

    P.D. También puedo recordar cómo llegó esta novela a mis manos y cuándo fue la primera vez que la leí, pero nunca cuántas veces lo he hecho ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aglaia, el mío tampoco aparece, hace años que lo busco, pero nada de nada :)
      Es complicado encarar una entrada sobre este libro, porque es muy querido y conocido. Pero gracias por tus palabras, me costó más de lo que pensaba escribir sobre él.
      Besos y yo también he perdido la cuenta.

      Eliminar
  3. Quién mejor que vos para reseñar Orgullo y Prejuicio. Creo que nadie, y como nadie lo hiciste. FELICITACIONES, me encantó.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias María Border! Qué halago! Besos.

      Eliminar
  4. Coincido contigo en que Orgullo y Prejuicio es la más especial de todas. Quién no se enamora de Darcy?
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. mientraleo, hay que ser de otro planeta para no caer rendida a los pies de Darcy ;)
      Besos.

      Eliminar
  5. Hola Luciana, una excelente manera de enfocarlo de manera diferente. Lo de la envida por quienes todavía no la han leído, la he sentido yo tantas veces, pero se que aunque quedan menos, todavía debe haber alguna que se me ha escapado. Por eso siempre estoy a la espera de una recomendación.
    Creo que son muy buenas definiciones de "Clásico", y creo que Orgullo y Prejucio cumple con todos los requisitos (no solo porque es antiguo)
    Un beso!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pilar, me sucede con varios libros, el sentir envidia por aquel que todavía no lo leyó y no ha pasado por la experiencia de ir descubriendo cada personaje.
      Sin dudas, O&P es un clásico, no por algo perdura en el tiempo tantos años después de haber sido escrito.
      Besos.

      Eliminar
  6. No puedo coincidir más. Realmente un gran placer leer tu reseña. Y definitivamente, he perdido la cuenta de las veces que lo he leído. Nunca olvidaré la primera vez que leí este libro ya que fue este quien me hizo descubrir a la autora, ni tampoco voy a olvidarme de esa extraña sensación de seguir leyendo pero a la vez no querer que se termine. Es un placer leerlo como si fuese la primera vez y revivir el cambio de impresiones y sentimientos que sufren Elizabeth y Darcy.
    Además es imposible no finalizar el libro sin acabar enamorada de Darcy.
    Beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Princesa de las tinieblas, muchas gracias por pasarte y dejar tu comentario. Cada vez que se lee, se vuelve a "vivir" la experiencia de encuentros y desencuentros entre Elizabeth y Darcy, sufriendo a pesar que sabemos cómo terminará. Enamorándonos a todas de Darcy :)
      Besos.

      Eliminar
  7. ¡Gracias por tu reseña! ^^

    Acabo de descubrir tu blog, ¡te sigooo! :P

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Leyna, un placer. Gracias por seguirme. Besos.

      Eliminar
  8. Buenísima reseña, me gustó, es más la voy a usar de ejemplo cuando trabaje la crítica literaria y la argumentación (soy profe de literatura), éso por supuesto si me lo permitís ;)
    Ah, por otro lado, sólo una sugerencia: tus publicaciones son de una destacada producción, pero para que visualmente sean impecables podrías justificar el texto, tendría una imagen más de editorial, espero no ofender, es nada más que un detalle... Gaby
    http://elojoenlalengua.blogspot.com.ar/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gaby y Sabina, qué honor el de usar mi crítica! Honor del que no sé si soy merecedora. Anoto tu sugerencia y trataré de usarla para la próxima entrada. Besos y prometo pasar por tu blog.

      Eliminar
  9. También es uno de mis libros favoritos y por supuesto yo también me enamoré de Darcy. Precisamente este mes lo estamos leyendo en el club, veremos que tal les parece a los compañeros.Bonita reseña, un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La vieja encina, quiero saber las opiniones de los lectores del club, en especial de los que "descubren" por primera vez el libro!
      Besos.

      Eliminar
  10. Quién no se ha enamorado de Mr Darcy!! Aunque... no desmerezcamos los atractivos del capitán Frederick Wentworth, jajaja. Gracias por esta bonita reseña!!
    Besines, guapa!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Carmen, hay varios caballeros Austen que se suman a la lista junto a Darcy, como el coronel Brandon o Mr Knightley. Pero la debilidad de una es Darcy.
      Besos.

      Eliminar
  11. Muy buena reseña y muy bien enfocada desde los clásicos. Un besote!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Meg, gracias, costó pero al fin salió algo coherente. Besos.

      Eliminar
  12. Hay Darcy, Darcy Jane Austen nos mintio no hay nigun Darcy que yo lo estoy buscando y no lo encuentro.
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ladymaryboleyn, culpo a Austen y a Darcy de poner mi estándar de hombre demasiado elevado jaja.
      Besos.

      Eliminar
  13. Me gusta esa definición de "Clásicos" y es cierto que pocas veces se puede escuchar a un lector habitual decir "estoy leyendo" un clásico, sino, como bien dices "estoy releyéndolo".
    No es mi libro favorito de los que escribió la maestra Austen, aunque reconozco que su Darcy fijó mi perfil de perfecto caballero decimonónico. Sin duda la figura de Darcy solo es posible en la mente de la autora o en la fantasiosa imaginación de sus lectoras. Estoy convencida de que un hombre como él, con todos sus adorables defectos y sus comedidas virtudes, habrá hecho un flaco favor a sus congéneres británicos jejejjejeje ¡Nadie comparable a él!

    Un beso, Lu.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Elizabeth, Darcy fijó el perfil demasiado alto y, como bien decís, no le dejó nada fácil la tarea a sus compatriotas británicos.
      Besos.

      Eliminar
  14. La verdad es que, a la hora de buscar un modelo de caballero en el que inspirarme para escribir, me inspiro en Edward Ferrars y en Charles Bingley. Educados, formales, apuestos, honestos...Sin necesidad de ampararse en un halo de oscuridad, aunque yo prefiero que sean un poquito oscuros para darles más vidilla.
    ¡Muy buena reseña, Luciana!
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lilian, no comparto el gusto por tus caballeros Austen, me gustan un poco más "osados", prefiero a Darcy, Knightley o el coronel Brandon. Un poco obstinados, algo orgullosos, hasta mandones, pero es que quién quiere alguien totalmente perfecto!
      Besos.

      Eliminar
  15. Tuve la suerte, creo, de leer esta novela siendo "grande" ya.. pasados los treinta, creo. Y digo suerte porque ya era una lectora mas madura, y además, porque al no ir "a la bolsa" de mis lecturas adolescentes (demasiadas, demasiado rápidas y apenas digeridas) la disfruté especialmente, muriéndome de los nervios, riendo, enojándome. Me acuerdo que mi marido se escandalizaba de todos los ¡oh! y ¡Ah! que lanzaba todo el tiempo...
    En cuanto a Darcy: Lamentablemente debe haber muy pocos en la realidad. A mi me hace acordar siempre de esa fantasía adolescente que tenía cuando me gustaba alguno de los chicos "populares" del pueblo. Uno de esos que era lindo, tenía plata, jugaba al rugby... Por supuesto integraba un grupo de detestables agrandados y pagados de si mismos. Pero yo siempre pensaba que EL era diferente. Y no. La realidad indica que en general NO son diferentes. Por mi parte, al menos no tuve el honor de conocer un Darcy de carne y hueso. Pero soy MUY FELIZ con mi Coronel Brandon, tal vez allí haya que apuntar!!!!
    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Valeria, no tuve tu suerte. La leí muy joven y Darcy elevó a los héroes literarios, quedándose con el podio hasta ahora.
      Tenés razón, el chico lindo, con plata, exitoso, en la realidad es simplemente insoportable y no le interesa para nada cambiar y aún menos, por alguien que apenas es "tolerable".
      Besos y un coronel no es nada para quejarse!

      Eliminar
  16. Me ha gustado especialmente la primera cita. Una forma muy original de reseñar tu libro favorito, se queda gravado en mente dle que la ha leído. Se nota que amas a este libro. Yo lo leí y, aunque no me ha gustado tanto como a ti, me dejó satisfecho. Aún así me he atrevido con Persuasión y, como podrás leer en su respectiva reseña, ME HA ENCANTADO. Es muy diferente a Orgullo y prejuicio pero comparten en la sabia elección que nos transmite Jane Austen a partir de sus obras: la gente nunca es como parece ser.
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Trotalibros, es difícil escribir sobre un libro del que se ha escrito tanto. Por eso decidí encararlo de otra forma. Me alegra que se note cuánto amo este libro y sus protagonistas.
      Besos.

      Eliminar
  17. Vos sos la indicada para hablar de Orgullo y Prejuicio!
    Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eliane, gracias! Seguro que hay gente que sabe mucho más que yo sobre el tema, pero que le puse corazón, no hay duda.
      Besos.

      Eliminar
  18. Estupenda reseña, Luciana, aunque hay que decir que con este libro lo tenías muuuuuuy fácil ¿eh? (no quiero ni pensar cuántas veces lo vas a leer en tu vida).
    ¡Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Antonia, no te creas que me fue fácil. No porque no lo conozca, sino por intentar escribir algo "original" sobre él.
      Yo tampoco quiero pensar cuántas veces lo leí, me daría cuenta que tengo demasiado tiempo libre :)
      Besos.

      Eliminar
  19. Hermoso enfoque que decidiste dar a la reseña de esta obra de Austen. "Orgullo y Prejuicio" es sin duda un clásico y que por supuesto muchas no nos cansamos de releer y descubrir siempre algo emocionante y nuevo en esa tarea, que por cierto siempre es un placer.

    Pido disculpas por el atraso, y espero pasar con más frecuencia.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  20. Impecable reseña...
    Las definiciones de clásicos es tal cual...
    Ahora ,porque Darcy y no otro,queda en nuestros corazones ,esa es para mí una gran incognita

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Andrea, creo que la respuesta a lo de Darcy es complicada, pero que sea un personaje que al principio nos cae mal, pero que a medida que conocemos, vemos que lo hemos juzgado mal, que además ¡cambia!, que hace sacrificios, y no olvidemos que es guapo y es dueño de Pemberley :)
      Son muchas cosas, pero lo cierto, es que terminamos tan enamoradas como Elizabeth Bennett.
      Besos.

      Eliminar
  21. Ah, Jane Austen hizo el modelo de hombre ideal desde hace ya tanto tiempo que estoy segura que alguna mujer de todas las eras y de todos los lugares tuvo que encontrarlo ya.
    Darcy, el hombre perfecto cuyo único defecto es que no es real.

    Ok, después de llorar la desolación que siento, debo decir que adoro el libro, Austen oh, Austen, cómo pudo ser capaz de crear tanta belleza...

    En fin, no puedo agregar nada más que mis papás están viendo la película en este instante y estoy segura que mi padre siente celos de Darcy.
    Hehe,
    Besos :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Andie, es lamentablemente cierto, un Darcy solo puede surgir de la imaginación! Es demasiado perfecto y lo digo mientras estoy viendo por tercera vez en el fin de semana, O&P del 2005 jaja. O sea, estoy con sobredosis de Darcy/Macfadyen y tu papá tiene razones para estar celoso!
      Besos.

      Eliminar